Taller Colaborador SIGAUS

Buenas prácticas

Los productores de aceites usados (término que, según la Ley 10/1998, de Residuos, se refiere a las personas físicas o jurídicas que, como resultado de su actividad, producen residuos, como los talleres de reparación para el caso de los aceites usados) deben cumplir con una serie de obligaciones en relación con el almacenamiento y tratamiento de los aceites usados. La primera consiste en darse de alta como Productor de Residuos Peligrosos (o Pequeño Productor, según las cantidades anuales generadas) en el registro de la Comunidad Autónoma correspondiente.

Además, hay una serie de buenas prácticas a tener en cuenta:

  • Con el fin de evitar que se produzca un vertido, el aceite usado debe ser extraído con las debidas medidas de seguridad y almacenado en los depósitos apropiados para este tipo de residuos.
  • Almacenar los aceites usados en condiciones adecuadas, evitando especialmente las mezclas con agua o con otros residuos no oleaginosos; se evitarán también sus mezclas con otros residuos oleaginosos si con ello se dificulta su correcta gestión.
  • Disponer de instalaciones que permitan la conservación de los aceites usados hasta su recogida y que sean accesibles a los vehículos encargados para ello. Los depósitos de almacenamiento de aceite usado deben estar bien cerrados para evitar fugas o derrames. Es importante que se utilicen etiquetas en las que se identifique el contenido.
  • Evitar que los depósitos de aceites usados, incluidos los subterráneos, tengan efectos nocivos sobre el suelo.

Con carácter general, quedan prohibidas las siguientes actuaciones:

  • Todo vertido de aceites usados en aguas superficiales o subterráneas, en cualquier zona del mar territorial y en los sistemas de alcantarillado o de evacuación de aguas residuales.
  • Todo vertido de aceite usado, o de los residuos derivados de su tratamiento, sobre el suelo.
  • Todo tratamiento de aceite usado que provoque una contaminación atmosférica superior al nivel establecido en la legislación sobre protección del ambiente atmosférico.

En referencia a la entrega de aceites usados, el productor y poseedor de aceites usados debe:

  • Garantizar su entrega a un gestor autorizado al efecto, para su correcta gestión, a menos que lo gestione por sí mismo con la autorización correspondiente.
    Consulte aquí el listado de gestores que, en su Comunidad Autónoma, operan dentro del sistema SIGAUS.
  • La entrega de los aceites usados a los gestores autorizados deberá llevarse a cabo cumpliendo las exigencias sobre notificación e identificación y el resto de requisitos establecidos en el Real Decreto 679/2006 y en la legislación sobre residuos.
  • La entrega de aceites usados que efectúen los productores a los gestores de aceites usados, o de éstos entre sí, tendrá que formalizarse en un documento de control y seguimiento de los contemplados en el Anexo II del Real Decreto 679/2006.